domingo, 18 de julio de 2010

LA BIOFABRICA



1 comentario:

Javier Arias dijo...

Cuando un sueño se hace realidad, y revisamos sus pasos, uno a uno, se ven tantos caminos que confluyen en un sitio, en un crucero... ahora mismo lo que mas recuerdo son los saberes que mi padre, Marcos Arias y mi madre Rubiela Londoño, dejaron guardados en mi mente para que yo los materializara... Gracias, miles de gracias.